InicioNeuro MarketingLa Neurociencia del SEO

La Neurociencia del SEO

¿Cómo lograr que un cliente potencial haga clic en el anuncio de mi marca? Esta es probablemente una de las preguntas más comunes para cualquier persona trabajando en una estrategia de SEO. La Neurociencia nos ofrece algunos hacks para “hacer clic”, llamémosle Neuro SEO.

El neuromarketing, con todo el conocimiento provisto por la neurociencia acerca del funcionamiento del cerebro humano, ha probado ser un aliado poderoso al momento de lograr las conversiones, uno de los principales objetivos del marketing digital.

La utilidad del SEO está más que probada y ahora, con el apoyo del neuromarketing, es posible guiar el comportamiento de los usuarios de los motores de búsqueda, para hacer que mi sitio suba en el ranking de relevancia de Google. El núcleo del asunto con el Neuro SEO es lograr tomar ventaja de los sesgos cognitivos.

Si bien el cerebro representa únicamente el 2% de la masa corporal, requiere del 20% de la energía para funcionar. Ante esto, el uso eficiente de la energía es una necesidad de sobrevivencia, con la que todos venimos “programados” y que nos permite tomar decisiones en fracciones de segundo, basadas en hábitos y decisiones previas.

Estos hacks de Neuro SEO nos ayudan a jugar con esta “programación”, para crear círculos virtuosos en donde los usuarios estén más propensos a hacer clic en nuestro link en la página de resultados de Google; no se vayan hacia el sitio de nuestra competencia; las conversiones sucedan más a menudo; y regresen luego para repetir este ciclo.

Usar el efecto mímico

El efecto mímico sucede cuando una persona actúa y habla de forma similar a otra, lo que genera empatía y confianza en su interlocutor. La confianza es clave, para construirla por medio del SEO tenemos que asegurarnos que nuestros usuarios perciban que actuamos y pensamos de la misma forma que ellos.

Cada aspecto en tu sitio debe reflejar a tu cliente potencial: títulos, videos, meta descripciones, etc. Debes estar al nivel de tu usuario, evitando hablarle de forma condescendiente o paternalista.

Crear ganchos para apelar a las emociones

Aquellos anuncios emocionales y titulares emotivos siempre serán los que conformen mejores campañas. Los ganchos emocionales pueden lograr conversiones, que las personas se conmuevan, les importe y finalmente actúen.

Tu sitio entero debe reflejar la emoción y felicidad que tu producto brinda. En lugar de utilizar lo seco y técnico, escoge siempre títulos y etiquetas que hagan que los usuarios se sientan emocionalmente atraídos para hacer clic, permanecer en el sitio y finalmente comprar.

Proveer pruebas sociales

Las personas confían en las personas, no en las marcas. 8 de cada 10 personas confían en la opinión de familiares y amigos al momento de hacer una compra. Además, el sentido de pertenencia y la aprobación que podrían obtener al hacer una compra puede impactar directamente en las ventas y popularidad de la marca.

Tus clientes potenciales deben tener acceso a reseñas de tus productos. Los botones de reseñar y compartir deben estar claramente visibles, porque nada convencerá a tu cliente potencial más rápido que la recomendación de un amigo.

Mejor aún, en lugar de hablar de tu producto, menciona a aquellos líderes de la industria que los están utilizando. Así colocas el reflector sobre el usuario en lugar del producto, vendiendo una solución o una experiencia y no un mero objeto.

Los sesgos de urgencia

Los seres humanos tomamos decisiones de forma irracional, es el claro ejemplo del FOMO, o miedo a quedarse fuera. Este es un factor que puedes usar a tu favor para que el cliente tome la decisión de comparar de inmediato.

Puedes utilizar cuatro recursos: 1) Bajo inventario: “últimos 5”. 2) Promociones temporales: “la oferta termina este viernes”. 3) Tiempo de entrega: “pídelo ahora y recíbelo el lunes”. 4) Interés de compra: “Otros tres compradores reservaron este producto”.

Los sesgos de confirmación

Las personas buscan información para confirmar su propia opinión. Si brindamos datos que apelen al ego del usuario, éste permanecerá más tiempo en nuestro sitio, lo que aumenta las oportunidades de conversión.

El contenido de tu sitio y el que piensas crear puede reforzar la opinión que el usuario tiene sobre sí mismo, lo que se complementa muy bien con el efecto mímica.

Por: Neuromarketing.la

close

Únete a nuestras novedades y se parte de nuestra comunidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debe leer