InicioNeuro MarketingPsicología del color, qué es y por qué es importante

Psicología del color, qué es y por qué es importante

La psicología del color es una ciencia que está dedicada al estudio de los efectos que produce el color sobre la percepción y la conducta del ser humano, una realidad que tiene una vinculación clara con el mundo de la impresión profesional y que resulta muy interesante.

La teoría del color está presente en el marketing, la publicidad y el diseño, transmitiendo a la persona que lo vea unas sensaciones u otras, de ahí a que la psicología del color tenga que tenerse siempre en cuenta si queremos llegar al éxito con nuestra marca.

No hay duda de que el color influye en nosotros, tanto que por ejemplo una fresa de color rojo intenso puede ser percibida como algo delicioso, pero la misma fruta en color azul nos parecería una rareza que quizá no nos atreveríamos a probar.

En este artículo vamos a analizar los principales colores que existen, sus efectos y su influencia, ya que así sabremos utilizarlos adecuadamente en nuestros documentos e impresiones en función de la temática de los mismos, o incluso en la decoración de nuestro ambiente de trabajo.

  1. Rojo: Es un color vivo, cálido, intenso, asociado con las emociones más viscerales como la agresividad y la pasión, y también con dos de los sentimientos más importantes que existen, el amor y la alegría. También se utiliza para identificar peligros y generar reacciones o respuestas negativas, como por ejemplo en señales de tráfico o encuestas como respuesta «no».
  2. Verde: Se asocia sobre todo con la naturaleza, lo ecológico y respetuoso con el medio ambiente, pero también con el reciclaje, la esperanza, la sanidad, lo orgánico y con casi todo lo relacionado con la tierra. Más allá de todo esto también lo encontramos en ciertas señales e indicadores y ayuda a generar respuestas y reacciones afirmativas, actuando como incitador al «sí» en contraposición al rojo.
  3. Azul: Lo asociamos al agua, al mar, a todo lo que tenga que ver con el medio marino y de río. También es fácil identificarlo con el cielo, el infinito, con el reciclaje, el pescado y con el sector sanitario, al igual que ocurre con el verde.
    Transmite serenidad, calma y es habitual encontrarlo en señales que no indican prohibición y también en empresas relacionadas con el sector energético.
  4. Amarillo: Es inevitable relacionarlo con el Sol, con la luz y con todo aquello que sea luminoso. También lo asociamos fácilmente con la electricidad e incluso con el dinero, debido a que evoca el color del oro.
    Transmite es un color cálido que transmite alegría y estimula la creatividad, y también sirve para llamar la atención y destacar cosas, algo que lo ha hecho útil en señales que sirven de alerta.
  5. Negro: Sin duda uno de los colores más típicos y habituales, ya que de hecho la propia escritura se lleva normalmente a cabo en color negro. Es un color sobrio que ese considera como sinónimo de elegancia, pero también de poder, de prestigio, de intemporalidad, de lo relacionado con el espacio e incluso con la muerte.
    Su uso está muy extendido y se emplea en una gran cantidad de sectores muy diversos, aunque a la hora de escribir destaca por ser un color neutro, que a diferencia de otros como el verde o el rojo carece de influencia o de motivación.
  6. Blanco: El color blanco es uno de los menos valorados pero sin embargo es uno de los más importantes. Se asocia a lo etéreo, a la limpieza, a la pureza y a la nobleza, pero también a la espiritualidad, a lo simple y a la naturaleza.
    También es sinónimo de la sanidad, de la medicina y del cielo, y se utiliza para transmitir sentimientos muy variados, entre los que se incluyen la bondad, el vacío y la ingenuidad.
close

Únete a nuestras novedades y se parte de nuestra comunidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debe leer