InicioRedes SocialesChina acusa a EE.UU. de intimidación por venta forzada de TikTok

China acusa a EE.UU. de intimidación por venta forzada de TikTok

China acusó este martes a Estados Unidos de «intimidación pura y simple» luego de que Donald Trump ordenase la venta antes de mediados de septiembre de la muy popular red social TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance.

TikTok cerrará en Estados Unidos el 15 de septiembre «a menos que Microsoft o alguien más pueda comprarla y llegar a un acuerdo», anunció el lunes el presidente estadounidense al referirse a la aplicación que cuenta con cerca de 1.000 millones de usuarios en el mundo, principalmente adolescentes.

En un contexto de tensiones políticas y comerciales con China, Washington acusa desde hace meses a la plataforma de ser utilizada por los servicios de inteligencia chinos con fines de vigilancia.

Al ser consultado por el anuncio de Donald Trump, un vocero de la diplomacia china, Wang Wenbin, acusó a Estados Unidos de atacar de manera regular a las empresas extranjeras abusando de la noción de seguridad nacional.

«Esto va en contra de los principios de la economía de mercado y de los principios de apertura, transparencia y no discriminación de la OMC», lanzó el portavoz a la prensa. «Se trata de la intimidación pura y simple. China se opone de manera firme», agregó.

Sin ir hasta el anuncio de medidas de represalia, Wang estimó que Washington estaba abriendo «la caja de Pandora».

«Si todo el mundo imita a Estados Unidos, cualquier país podrá tomar medidas similares contra empresas estadounidenses en nombre de la seguridad nacional», advirtió.

China, un mercado histórico pero complicado para Microsoft

En tanto candidato a la compra de la popular aplicación china TikTok, el gigante de la informática Microsoft es una de las pocas empresas estadounidenses de Internet que ha logrado tener éxito en el gigante asiático, a pesar de la censura.

Un pionero

Microsoft, que cuenta con unos 6.200 empleados en China, se instaló en 1992 en el enorme mercado asiático.

El grupo fundado por Bill Gates posee actualmente allí su mayor centro de investigación y desarrollo fuera de Estados Unidos.

Su software Windows equipa a la gran mayoría de las computadoras en China, a pesar de la voluntad manifestada por Pekín en los últimos año de desarrollar su propio sistema operativo.

No obstante es un éxito con sus inconvenientes: las muchas versiones pirateadas han provocado un gran lucro cesante a la empresa norteamericana.

El importante mercado chino –muy restrictivo para con las empresas extranjeras–, representa apenas una gota de agua en la facturación de Microsoft: solamente el 1,8% del total, aseguraba a comienzos de este año su presidente, Brad Smith.

Bill Gates

El fundador de Microsoft ha sido desde hace tiempo un gran ejemplo de éxito para muchos chinos, y sus libros son best-sellers.

Actualmente, al frente de su fundación humanitaria Bill & Melinda Gates, tiene el prestigio de un jefe de Estado en Pekín.

En enero, el presidente Xi Jinping le agradeció el apoyo brindado ante la epidemia de covid-19.

Bing y LinkedIn

Con el argumento de la estabilidad, China censura todos los temas considerados políticamente delicados e insta a los gigantes de Internet a bloquear los contenidos no deseados.

Al negarse a cumplir con las solicitudes pekinesas, las redes sociales estadounidenses Facebook, Twitter, Instagram y YouTube, la enciclopedia participativa Wikipedia y numerosos medios extranjeros se encuentran totalmente bloqueados en China por una «gran muralla informática», levantada por los censores del régimen.

A pesar de todo, Microsoft puede ofrecer en el país su red profesional LinkedIn, al cumplir a través de una empresa asociada local con las medidas de censura draconianas.

Bing, desarrollado por Microsoft, es también uno de los pocos motores de búsqueda extranjeros que no ha sido bloqueado en China, aunque está muy por detrás de sus competidores locales, Baidu y Sogou.

El sitio Greatfire.org, que monitorea la censura en línea en China, acusaba a Bing años atras de borrar o recortar información considerada sensible por el poder comunista.

Video-juegos

En 2014, Microsoft fue la primera empresa extranjera en reingresar al mercado de videojuegos en China, con su consola Xbox One.

 

En 2000, Pekín había suspendido la venta de todas las video-consolas a causa de sus supuestos efectos negativos sobre la «salud mental» de los jóvenes usuarios, pese a que seguían disponibles en el mercado ilegal.

En el punto de mira

También en 2014, las autoridades de la competencia chinas lanzaron una investigación antimonopolio contra Microsoft y su omnipresente sistema operativo Windows.

Un centenar de inspectores allanaron las oficinas del grupo en cuatro ciudades chinas, confiscando archivos e interrogando a empleados.

 

 

 

 

Por Estategia y Negocios

close

Únete a nuestras novedades y se parte de nuestra comunidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Debe leer